miércoles, 25 de octubre de 2017

BILBAO NIGHT MARATHON "PA LA SACA"

Una maratón nocturna en Bilbao. La culpa es de Javi, que un día me propuso lo de correr la Nocturna de Bilbo, y esta claro, ¿qué le voy a decir?... Claaaaaaaaaro tíoooooooo... Así que después de estar corriendo por montaña todo el año, cambio de terreno y me paso al asfalto a ver qué tal se me da. La verdad es que ya tenía ganas de correr una de 42 km para saber que en menos de 4 horas la terminaría, que en la montaña todo se ve muy, pero que muy distinto. En fin, que esto es lo que pasó.

Llegada a Bilbao con visita obligatoria al Guggenheim, al perrito de flores y a por unos pintxos para abrir boca.

Recogida de dorsales en la feria del corredor, con la sorpresa de un número mágico para mí; el 366. Firma en la pared de los valientes y subida a la primera posición del podium, que siempre seguirá siendo un imposible, un sueño.

Preparación del equipo y estudio del circuito. Espi estará en cada esquina para darme, como siempre, ánimos y fuerza. Así es mi Espi, la MEJOR.

20:00h, esto está a punto de empezar.

Después de una salida brutal entre 11.000 corredores divididos en carreras de 10k, 21k y los de la 42k, empieza la carrera. Esto es puro Bilbao para los corredores.

Llenamos todas las calles invadiendo cada esquina. Una pasada correr por la noche junto a tanta gente animando por todas partes.

Y después de 30 kms, la calles se hacen largas, la gente sigue aplaudiendo y las fuerzas van desapareciendo, pero siempre en la cabeza la meta es llegar, pese a tener las "patas como la madera"... Ahora empieza la carrera.

Y a falta de 198m. veo el final del camino, la meta. Esta sensación de estar llegando, me sigue poniendo la piel de gallina, es una sensación tan increíble... por eso sigo corriendo.

Y RETO CONSEGUIDO. Como dice mi buen amigo Pabote, "otra pa la saca". Maratón muy especial llena de sensaciones, de sufrimiento y de ganas de seguir haciendo lo que más me gusta.

Otra medallita para la colección. Dedicada a Javi, el culpable de haberla corrido. A mi padre, Pils, Silvia AtheneaFisioterapia, a Alex, Lola y Aleberto, que se acordaron de mí y me dieron esos ánimos que siempre dan fuerza. Gracias por estar ahí junto a mí.

Y sobre todo GRACIAS a mi Espi, que sigue siendo mi recompensa al llegar a meta, que siempre está a mi lado en cada carrera y con una sonrisa. Gracias Espi, gracias de corazón por seguir a mi lado siempre.

Y, estés donde estés, siempre juntos... va siempre por ti mamá. Te quiero.

2 comentarios:

Angel Parada Fernandez dijo...

3,33
eres un animal :)

Rotten HD dijo...

Jajajajaja... que va Angel, los animales son los que se hacen la maraton en 2:05, yo soy un popular del monton, pero lo disfruto siempre a topeeeeeeeeeee...