martes, 16 de mayo de 2017

7º ANIVERSARIO "DE CASAOS"

Y van pasando los años, los meses, las semanas, los días y las horas... Pero cada día es un regalo seguir juntos, seguir paseando de la mano, tomar un café mientras charlamos, despertar juntos y seguir tan felices. La verdad es que me siento muy muy afortunado de haberme topado con Espi en esta vida tan extraña y tan larga. Seguimos con esa chispa, con ese cosquilleo cada día. ¿Afortunados?... Sí. Por eso cuando llega el 15 de mayo de cada año, siempre seguimos haciendo algo especial, algo nuestro. Este año, tocó ir hasta Vitoria de Pintxos y Pote.

Un buen desayuno, las maletas preparadas y GO! to Vitoria.

Primera foto obligatoria...jajajajajajajaja...

Ahora a turistear. De momento paseo por la Plaza de la Virgen Blanca o Plaza Vieja, donde destaca un monumento a la Batalla de Vitoria durante la guerra de la independencia... y subiendo las escaleras, la imagen de la Virgen Blanca.

Y también es esta misma plaza, se encuentra la llamada comúnmente "El coño de Vitoria", en fin, ahí lo dejo.

Desde la Plaza Vieja, entramos a la Plaza de España y desde ahí hasta la Plaza de los Fueros, una curiosa plaza con un anfiteatro construida en en 1979.

Ejem... mucho andar por la mañana, así que comemos algo para recuperar fuerzas.

Seguimos turisteando y pasamos sin darnos cuenta por el Museo Diocesano de Arte Sacro, pero realmente buscábamos el Parque de la Florida para huir del sol y dar un paseo entre verde.

Allí además encontramos un homenaje al trompetista Wynton Marsalis, y es que a mí todo lo relacionado con la música, me mola mazo.

En fin... que un museo, que castillos, estatuas, casas en el casco antiguo...

... paredes pintadas y homenajes curiosos.
Vamos, que es nuestro aniversario y tenemos que celebrarlo a lo Pintxo y Pote. ¿no?

Un vino y a empezar con la "bacanal de pintxos". Uno por aquí, otro por allá, este para ti, este para mí. Qué rico todooooooo.

La vista nos hace seguir comiendo, seguir disfrutando de cada bocado. Al ser nuestro 7º aniversario, siete vinos, siete pitxos y siete bares. Qué lujo seguir disfrutando juntos de estos momentos. Mi Espi, qué lujo tenerte siempre a mi lado con esas sonrisa... qué lujazo.

Siete años han pasado ya desde el día más feliz de mi vida. Siete años llenos de buenos momentos, de grandes aventuras y de sonrisas. Te quiero Espi, cada día que pasa más, más y más... Repetimos dentro de un año, PROMETIDO.

miércoles, 26 de abril de 2017

RETO: MARATÓN DE LAS PASTORAS 42 Km 4.400 D+ (9 h y 58 min)

De nuevo la Maratón de las Pastoras de Portudera, la maratón más dura de todo el año. Salida de Arenas de Cabrales para recorrer por Picos de Europa tres kms verticales, entre los que se encuentra el más duro que conozco hasta ahora: 1.900 m con 1.008 de desnivel positivo... Así son las carreras por Asturias. El reto era terminar en menos de 10 horas, y cumplí: 9 h 58 min. Fue un reto especial por ser el 22 de abril, día del cumpleaños de mi mamá. Tuve la suerte de poder hacerle este regalo y además con la ilusión de que mi padre, Espi y mi amigo Pabote estuvieran al llegar a meta. No tengo palabras para describir este día lleno de momentos duros y lleno de emociones.

Llegada a Arenas el viernes 21 para toma de contacto con el entorno y disfrutar del gran tiempo que hacía.

Preparación del equipo y mentalización del perfil, de los avituallamientos y de la locura de esta carrera.

Recogida de dorsales, 199 es el mío, precioso número. Y unas cervecitas con grandes amigos que se apuntan a este berenjenal. Silencioso Bob, Héctor, Jotse y mi Espi... ¡qué bueno es siempre estar acompañado de buena gente!

6:30 am. Todo preparado. Mi gran Amigo Pabote, como cada año, llega para verme salir y llegar. ¡Qué grande eres titán! Gracias por tu positivismo amigo mío. Ahí estamos los 4 valientes a la espera del pistoletazo de salida. Nervios y ganas.

7:00 am. Empieza la Maratón de las Pastoras. ¡A por los 42 km con 4.400 D+!

Silencioso Bob y yo vamos juntos hasta el primer avituallamiento, donde él decide sabiamente abandonar por problemas físicos. Los primeros 17 kms ya los tenemos hechos. ¡Madre mía!, ¡cómo tenía las patas habiendo recorrido aún tan pocos kms!

En el avituallamiento me esperan mi Espi y Pabote, mi fuerza en esta carrera de locos... Esto acaba de empezar.

Y ahora toca el Kilómetro Vertical del Aventón de las Palancas. ¡A por esos 1.900 m con 1.008 de desnivel positivo!

¡Una hora me costó el dichoso kilómetro vertical! Pero llegué a la cima bien fuerte y con ganas de seguir. Esto ya lo tenemos, llevamos 20 kms y 3.100 m positivos. Ahora toca correr.

La vistas espectaculares. Aquí me junto con Jotse, al que los calambres le estaban pasando factura. El Urriellu siempre presente es este recorrido.

Km 27, donde llego con Jotse y me bebo todo el agua que veo... ¡qué calor hacía! Allí estaban esperando mi gran amigo Pabote y mi Espi, que eran mi fuerza y mis ganas de seguir para verlos de nuevo en meta. ¡Qué grandes sois los dos! GRACIAS.

RETO CONSEGUIDO... Pero antes de entrar en meta, sólo quiero dar un fuerte abrazo a mi padre, mi gran padre, que estuvo sufriendo más que yo hasta verme llegar. Ésta era la meta, el reto: darle a mi padre ese gran abrazo por regalarme su espera. Gracias papá, Espi y Pabote, pero tengo que seguir esos 50 m más para llegar a META.

RETO CONSEGUIDO en 9 h y 58 min. Roto, es como me quedé al sentarme... pero feliz, feliz de conseguirlo. No tengo palabras para describir la dureza de esta carrera de locos; bueno, quizá dos: ¡la leche!

Y quiero regalar la carrera a mi mamá, porque es su cumpleños, y porque la llevé dentro de mí en cada paso, en cada aliento... Feliz Cumpleaños mamá, estés donde estés, siempre te llevo dentro. Gracias a mi Espi, por estar siempre a mi lado, por darme ánimos desde cada rincón y ser lo mejor que me ha pasado en mi vida. Gracias papá, por ser mi meta, por estar bajo el sol esperando ilusionado mi llegada, aún sabendo que esta cosas que hago son una locura. Te quiero, nunca lo olvides. Pabote, amigo del alma, qué te voy a decir, que esta maratón sin tu presencia no tendría sentido, porque formas parte de ella. 

Mi recompensa: mi familia, mis amigos y este momento. Pabote, mi primo y su colegui del alma, mi papá y mi Espi. GRACIAS, gracias por confiar en mí, por darme tanto.

Felicidades a Héctor y Jotse por correr como liebres y terminar victoriosos y a Silencios Bob, por ser inteligente y saber decir que NO. El año que viene repetimos, ni lo dudes.

martes, 4 de abril de 2017

TRAIL VALLE DE LA FUEVA Y OLÉ

Y seguimos con el correr y correr. Este era un trail con grandes recuerdos del año pasado porque disfruté mucho del recorrido y además este año, lo han mejorado mucho más. La parte más elevada de la carrera pasa por lo alto del Muro de Roda, una fortaleza declarada monumento histórico en 1979. La verdad es que con tantas andanzas, nunca me acuesto sin saber algo nuevo.

Llegamos un día antes, para disfrutar de un paseo por Tierrantona y dormir como marqueses en este pequeño pueblo.

Por la tarde, recogida de dorsal, preparación de todo el equipo y unos vinos con bravas... ¿qué más se puede pedir?

9:15 AM. Calentando motores, todo el pescado está vendido. Esto empieza en "na". Qué ganas de salir disparado.

Chupinazo de salida, y a disfrutar de lo que más me gusta hacer.

Concentrado y reservando, que aún queda mucha carrera por delante.

Llegando al punto más alto de la carrera, el Muro de Roda, donde me paro a beber y comer algo. Estamos en el ecuador del recorrido.

Desde este punto, mirando al cielo, mando un beso a mi "mamá", porque esté donde esté, siempre la llevo dentro.

Y llegando a meta. Otra carrerita para la buchaca, como dice mi gran amigo Pabote. Reto conseguido, 26 km con un 4º puesto en mi categoría. Esto me gusta; cuanto más viejete, más cerca estoy de pillar algo jejejejejeje.

Y mi gran recompensa, mi medalla... mi Espi, que con su sonrisa me da el mejor momento de la carrera. Gracias por estar siempre al pie del cañón, gracias de corazón.

Y esta vez, paso de polvitos de Recovery, prefiero menú... No digo más, la imagen lo dice todo.

lunes, 27 de marzo de 2017

TRAIL MALLOS DE RIGLOS "ESPECTACULAR"

Y empieza la aventura del correr y correr. Abrimos el año con el Trail Mallos de Riglos, una carrera de 30 km con 1.800 D+. Los dos días anteriores no paró de nevar por todo el Pirineo, la cosa no pintaba muy bien, frío, nieve y viento. La organización toma la sabia decisión de cortar los tramos más altos, así que se queda el recorrido en 19 km y unos 1.000 D+. Un fastidio, pero lo que pienso es que es más fastidio para la organización tener que tomar este tipo de decisiones. Chapó por todo. Un 10 de carrera altamente recomendable.

Madrugón con cambio de hora y un tiempo de perros. Aún así, todo preparado para empezar a disfrutar de un circuito 10 entre los Mallos de Riglos.

Decisión de última hora por parte de la organización: recortan los 11 kilómetros donde la nieve dificultaría si se diera el caso, el rescate de un corredor. Sabia y dura decisión. Así que la carrera queda en 19 km y unos 1.000 D+

Recogida de dorsales, un cafelito para entrar en calor y saludar al GRAN Ramón (gracias por todas la fotos)... Parece que el sol asoma y deja de llover.

En la salida, siempre me encuentro con buena gente. Pistoletazo y salimos disparados.

Espectacular, sale el sol y empezamos a calentar.

Pero la nieve empieza a dificultar el recorrido. Pies fríos y bien mojados. ¡Me encanta!

Van pasando los kilómetros y vamos avanzando hacia la meta. Recorrido espectacular. (Fotos del GRAN Ramón).

Y llego a meta, feliz y contento... esto de correr es lo que más me gusta hacer, es una pasada. Buena posición y mejor aún en mi categoría, la de los mayores... jajajajajajaja....

Y mi premio: ESPI, que siempre me espera con una sonrisa. Gracias por estar siempre a mi lado en todas mis correrías por los montes y donde se tercie.

martes, 21 de marzo de 2017

EL DÍA DEL "PAPA"

Todos los años hay un día especial para el día del Padre... un día como otro cualquiera, porque el día del padre son todos los días ¿no? Pero bueno, el 19 quise pasar el día con mi padre por ser culpable de que yo exista en este mundo. El problema es que estaba a 600 km de donde vivo. No lo pensé mucho, y ni corto ni perezoso me monté en el coche, y a hacer kilómetros para pasar un día en Asturies con él.

Lo dicho, me monto en mi cochecito, y dando un paseo por el Norte llego hasta Pola de Laviana, donde mi padre está sin sospechar mi llegada... Al verme, primero no daba crédito. Luego, verle feliz de que estuviera ahí... no tuvo precio.

Salimos disparados para Campo de Caso, donde dice que dan el mejor café de la zona. Así que fuimos a por el cafelito. ¡Qué bien estar con él ahí tomando un café!

Después, me quiso enseñar por donde pasea todos los días después del café. Así cuando hable con él, sabré por donde anda.

Y después, ya con mucha fame, nos fuimos a comer a L´Albancia, un restaurante en todo lo alto de Laviana ESPECTACULAR.

Unas croquetas de cabrales, un buen vino y la mejor compañía, mi padre.

Cebollas rellenas de atún y patatas a lo pobre... Puf, aún se me hace la boca agua...

Un paseo para bajar todo... haciendo una parada en la Virgen de Campo...

... y feliz de regalarle a mi padre un día especial. Orgulloso de tener un padre con tanta vitalidad y tanta energía. Te quiero papá, nunca lo olvides.