miércoles, 22 de noviembre de 2017

MITJA MARATÓ LLEIDA EN 1:28 min "VISCA"

Y seguimos con el turisteo de ciudades con la excusa de correr... Lleida era la ciudad que se nos cruzaba hoy por culpa de la Mitja Marató de Lleida, una media de asfalto para poner a prueba mis piernas corriendo por asfalto dejando de lado las montañas y el desnivel. En fin, que al lío con esto del asfalto.

Salimos desde Jaca destino a Lleida con la calma. Trayecto de 180 km rapiditos y con buena carretera hasta nuestro destino.

Después de dejar todos los bártulos, recogemos el dorsal y preparo el equipo para el día siguiente. Hace fresquete, Lleida es bastante húmeda.

Una cena llena de hidratos y buen vino para recargar fuerzas, que un japo siempre sienta bien... jejejejeje...

Y llegó el momento de correr. La carrera sale a las 10:30, el tiempo nos acompaña y la mañana parece que es soleada. Siempre un meadita antes de correr.

Pistoletazo de salida y me pongo en modo "run" "run"...

La carrera muy rápida, sin darme cuenta me planto en el km 10 y voy volando. Sensaciones súper buenas.

Y sin buscarlo, me hago la carrera en 1:28 min. INCREÍBLE... para nada pensaba en hacerla tan rápida. No sé si es el pilates o qué, pero disfruté de lo lindo corriendo esta media.

Y he aquí mi recompensa. Una medalla de Finisher y a Espi que me esperaba en meta como siempre para abrazarme y felicictarme ¿qué más se puede pedir?
Nunca dejaré de correr mientras pueda. Es mi manera de vivir, de sobrevivir y de soñar. Siempre que termino una carrera, me acuerdo y digo: estés donde estés, siempre juntos... va siempre por ti mamá. Te quiero. 


Y después de una duchita y un pincho, a pasear un poquillo por Lleida, que siempre hay algo que ver y aprender.



No podemos dejar de ver la Catedral de la Seo Vieja o catedral antigua de Lérida, que es el monumento más emblemático de la ciudad. Se construyó en estilo románico, aunque sus bóvedas son de crucería ojival góticas... eso creo.

Y una vez vista la Catedral, Espi está que se sube por las paredes deseando volver a casa, a Jaca... donde disfrutamos de nosotros, que es lo mejor del mundo.

jueves, 2 de noviembre de 2017

VISITA AL "PAPA" POR ASTURIAS

Como siempre, de aquí para allá. Mi padre estaba en Asturias, concretamente en Pola de Laviana, donde nació hace ya 79 años y donde se siente como un niño, feliz. Pues, excusa perfecta para ir a verle y disfrutar de su compañía y de paso de Asturias. Bártulos a la espalda y a cruzarnos el norte de un lado a otro sin ningún tipo de pereza.

Decidimos ir en coche hasta Pamplona, donde pillamos el tren hasta Oviedo. Lo más cómodo y seguro.

Y sin darnos cuenta, ya en Laviana con mi padre a pasar unos días con él. Qué buen tiempo pillamos además. Así que, a pasear y comer bien.

Desde Laviana, directos a L´Albancia, un restaurante que con buen tiempo es un paraíso, y la comida es de lo mejor de Asturias. Damos fe de ello.

Espectacular la cocina... más bien el fuego donde asan el cordero y la carne.

Ya sentados, pedimos el cáliz de uva llamado Viejo Mundo, un Ribera de Duero que nos encanta.

Puf... POTE de pescado... la imagen lo dice todo.

Famiaos nos quedamos... aun así... Llega también la carne para los carnívoros. Así es Asturias.

Y después de bajar la comida paseando y disfrutando del buen tiempo... Un "Asturias patria querida" a capela a cargo del coro de la Iglesia de Laviana. Día perfecto junto a Espi y a mi padre.

Y seguimos con la excursión. Esta vez, vamos a Campo de Caso, donde mi padre tiene controlado otro restaurante para poder seguir engullendo buena comida...

En fin... que la imagen hable de nuevo por sí sola.

Y poco a poco... el sol va cediendo... y paseamos por esta tierra asturiana arreglando el mundo.

Aquí llegando a uno de los sitios favoritos de mi padre... la famosa madreña, que se utilizaba para espantar a los animales con un mecanismo curioso... esta vez no lo cuento, que de vez en cuando hay que investigar también un poco... jejejejejeje...

Y poco a poco, el sol se esconde y el día se termina. Gran visita a mi padre, persona que admiro y de la que me siento muy orgulloso.

Papá, gracias por unos días juntos, disfrutando de tu compañía y de tus paseos. Como siempre bien dices, qué rápido pasa el tiempo. Repetiremos pronto, prometido.

miércoles, 25 de octubre de 2017

BILBAO NIGHT MARATHON "PA LA SACA"

Una maratón nocturna en Bilbao. La culpa es de Javi, que un día me propuso lo de correr la Nocturna de Bilbo, y esta claro, ¿qué le voy a decir?... Claaaaaaaaaro tíoooooooo... Así que después de estar corriendo por montaña todo el año, cambio de terreno y me paso al asfalto a ver qué tal se me da. La verdad es que ya tenía ganas de correr una de 42 km para saber que en menos de 4 horas la terminaría, que en la montaña todo se ve muy, pero que muy distinto. En fin, que esto es lo que pasó.

Llegada a Bilbao con visita obligatoria al Guggenheim, al perrito de flores y a por unos pintxos para abrir boca.

Recogida de dorsales en la feria del corredor, con la sorpresa de un número mágico para mí; el 366. Firma en la pared de los valientes y subida a la primera posición del podium, que siempre seguirá siendo un imposible, un sueño.

Preparación del equipo y estudio del circuito. Espi estará en cada esquina para darme, como siempre, ánimos y fuerza. Así es mi Espi, la MEJOR.

20:00h, esto está a punto de empezar.

Después de una salida brutal entre 11.000 corredores divididos en carreras de 10k, 21k y los de la 42k, empieza la carrera. Esto es puro Bilbao para los corredores.

Llenamos todas las calles invadiendo cada esquina. Una pasada correr por la noche junto a tanta gente animando por todas partes.

Y después de 30 kms, la calles se hacen largas, la gente sigue aplaudiendo y las fuerzas van desapareciendo, pero siempre en la cabeza la meta es llegar, pese a tener las "patas como la madera"... Ahora empieza la carrera.

Y a falta de 198m. veo el final del camino, la meta. Esta sensación de estar llegando, me sigue poniendo la piel de gallina, es una sensación tan increíble... por eso sigo corriendo.

Y RETO CONSEGUIDO. Como dice mi buen amigo Pabote, "otra pa la saca". Maratón muy especial llena de sensaciones, de sufrimiento y de ganas de seguir haciendo lo que más me gusta.

Otra medallita para la colección. Dedicada a Javi, el culpable de haberla corrido. A mi padre, Pils, Silvia AtheneaFisioterapia, a Alex, Lola y Aleberto, que se acordaron de mí y me dieron esos ánimos que siempre dan fuerza. Gracias por estar ahí junto a mí.

Y sobre todo GRACIAS a mi Espi, que sigue siendo mi recompensa al llegar a meta, que siempre está a mi lado en cada carrera y con una sonrisa. Gracias Espi, gracias de corazón por seguir a mi lado siempre.

Y, estés donde estés, siempre juntos... va siempre por ti mamá. Te quiero.

lunes, 16 de octubre de 2017

LUCHA DE BARRO "GORBEIA SUZIEN 17"

La GORBEIA SUZIEN, la carrera de las carreras: 31 kms con 2.400 D+ hasta lo alto del Gorbeia. Desde que Silencioso Bob me habló de ella, sólo pensaba en correrla, porque me juraba y perjuraba que nunca la olvidaría. La verdad es que para mí, ha sido la carrera más espectacular y divertida de este año. El barro fue nuestro compañero en más de 15 kms y ya puedo decir: sé lo que es correr por barro. Carrera de 10, con una organización de 10 y con un trato al corredor de 10. Será una de las carreras a la que intentaré no faltar cada año. En fin, una aventura que pude disfrutar durante más de 5 horas junto a mi inseparable compañero de equipo, Silencioso Bob.

Llegada a Zeanuri, donde teniamos una casita rural en el monte y donde lo primero que hice es preparar el equipo, como ya es tradición.

Recogida del dorsal, con un número bien chulo. En el frontón ya nos esperaban Silenciso Bob y Berta, junto con Martín, su hijo, que también nos acompañó en esta aventura. Por cierto, destacar la pedazo chupa que nos regalaban con la inscripción, una pasada.

Ya por la mañana, todo preparado. Ganas y nervios. Me encuentro con Igone, una crack de esto de las carreras de montaña. También con Gorka Ripoda, Ion Aspiroz, Jokin Lizeaga y gente de TrailXtrem... pedazo carrera nos espera.

Empieza el cachondeo. Salimos con mucha tranquilidad y sobre todo a disfrutar de un paseo por el campo.

Desde el primer km, todo hacia arriba y con barro hasta las rodillas... disfrutando.

Una vez superadas las primeras pendientes y superado Zanburu, nos dirigimos en línea recta hacia  Lekanda y poco antes de alcanzar esta empinada cumbre rocosa, giramos hacia los verdes prados de las campas de Arraba. Cresteamos un poco para bajar a la zona de Zastegi por donde subimos a la cima del Gorbeia, mítica por esa cruz forjada de hierro.

Una vez dejado atrás Gorbeia, tercera gran subida del recorrido a la cumbre de Aldamin. Silencioso Bob y yo siempre tirando uno del otro. Eso de correr con un kilo de barro en cada zapatilla, cansa un huevo y te pone las piernas a tono.

Y después de 5 horas y unos 15 minutos, llegamos a meta destrozados. Bob espera a Martín para entrar juntos a meta. Jodo con la Gorbeia Suzien...

Y ahí estamos... hemos terminado juntos como prometimos.

Destacar nuestras zapatillas después de esos 31 kms, en los que el barro fue nuestro peor enemigo. Gracias Silencioso Bob por un carrerón juntos de principio a fin. Espero que haya muchas más, porque disfruté mucho de cada kilómetro.

Y después de una ducha, toca esa comida para carnívoros de la que disfrutamos y de la mejor recompensa: Berta y Espi, que nos esperaron en meta. Gracias Berta por un finde juntos, eres un cielo... y Martín tambiéeeeeeeen. Gracias Espi, como siempre por estar junto a mi en cada carrera. Sin ti, todo esto no tendría sentido, porque tú eres las ilusión de todo lo que hago.

Hoy 7-10-2017. Mamá, justo hace dos años que te fuiste, pero seguimos juntos cada día. Eres mi fuerza e ilusión. Estés donde estés, siempre juntos.

lunes, 2 de octubre de 2017

UN "ESPICUMPLE" SURPRIS PER FRANCE

El cumple de mi Espi, un gran día. Este año, el regalo era tan sencillo como irnos de ruta por Francia desde casa, haciendo una ruta circular pasando por Mont de Marsan, Gujan, Arcachon, Sant Jean de Luz... y estirar la ruta hasta Aranda de Duero para ver a su familia y regresar de nuevo a Jaca. Lo bueno de todo esto, es que ella no sabía nada de nada; sólo que tenía que hacer una maleta para unos días jejejejeje... Espi siempre se merece las mejores sorpresas del mundo, porque la Espi, es mucha Espi. Feliz Cumpleaños.

Y todo empieza con unas guías de cómo hablar donde vamos, y un maletero lleno de maletas. La primera pista estaba clara: "Nos vamos a Francia". Perooooooo ¿adónde? Aaaaaaaah!!!!!!!

Primera parada, Mont de Marsan, capital de las Landas, llamada también la ciudad de los tres ríos. Una ciudad llena de encanto. Espi feliz.

El día espectacular. Después de dejar las maletas y tomar un café, nos vamos de paseo, empezando por la plaza principal y algún rincón curioso.

Pasando por el museo, instalado en la antigua capilla románica y en el imponente torreón medieval Lacataye cerca de los jardines. ¿Aquí es donde se mete la mano para saber si soy puro de corazón? jajajajajaja.

Y por supuesto, el lugar más bonito de la ciudad, donde se juntan el río Douze y el Midoy. Un sitio increíblemente bonito y donde se respiraba tranquilidad... La verdad es que es una ciudad muy "maja".

Pero, el cumpleaños continúa y de nuevo nos ponemos en carretera para llegar hasta Gujan. La ciudad de las ostras por excelencia en Francia.

Directos hacia la explanada de las ostras, donde todo son restaurantes cuyo único plato son ostras, pero... miro a Espi y le pregunto: ¿te gustan las ostras? y ella responde: NO. Pero lo curioso es que a mí tampoco jajajajajaja...

Así que nos vamos a dar un paseo para ver el mar, pero había desaparecido. La marea estaba baja, baja, pero baja, baja, muy baja... en mi vida habíamos visto algo así.

Y después de un súper paseo, decidimos comprar buenos quesos y un buen vino francés para degustarlo disfrutando de la tranquilidad de la ciudad.

Y ¿por qué no nos damos un paseo en un velero?... jajajaja... tampoco, el mar seguía desaparecido y los barcos se quedaron literalmente en el suelo del embarcadero. Esta ciudad es un mundo aparte. Curioso, muy curioso.

Paseamos por toda la costa en busca de mar, pero no era fácil.

Y después de andar más de 12 kilómetros, aparecemos en Arcachon. Parecía una ciudad más de cartón pluma que real.

Buscando, buscando, dimos con la "la Torre Eiffel Arcachon" ubicada en la cima del mirador Santa Cecilia dentro del parque Morisco. Daba miedo subir, porque era una escalera suspendida en el aire sujeta por una cuerda de acero que bailaba para todos lados, pero lo hicimos.

Y ya en el paseo de Arcachon, disfrutamos de las vistas del mar. Eso sí, luego la vuelta a Gujan la hicimos en tren, que estabamos "valdaos" de tanta caminata.

Pero el viaje, seguía su curso, para llegar al día siguiente a Ciborne, a un paso de St Jean de Luz.

Un paseo por la costa hasta lo alto de Pointe de Saint Barbe, desde donde podíamos disfrutar de unas vistas de la ciudad. Preciosa toda esta ciudad mega-turística.

Paseamos, paseamos y seguimos paseando para ir haciendo hambre, ya que la cena cumpleañera la celebrábamos en esta pequeña ciudad de pescaditos y lo que surgiera.

¡Qué buen sitio! Tomatito, gambones, patatas, jarrote de vino...

... mejillones, sardinas... todo espectacular, en una terracita donde el aire del mar nos hizo disfrutar de un cumpleaños distinto. Feliz cumpleaños Espi, que sigas siempre tan mágica y tan guapa como siempre.

Desde ahí, destino a Aranda de Duero para volver dos días después a casa de nuevo.