jueves, 4 de junio de 2015

CRESTEANDO HACIA EL INFIERNO...

CRESTAS DEL INFIERNO. Una carrera que me llama por el nombre, por la situación y por la distancia: 30 kms con un desnivel positivo de 1.900 m y negativo de 1.900 m. Con todo esto, sólo tuve que hacer una simple llamada a Fernadisco para proponerle que corriera también, y como es una apasionado de "La mística del running" y una gran amigo, tuvo el valor de acercarse de nuevo hasta Jaca para apuntarse a este reto. ¡¡¡Qué tío!!!...

7:00 am, todo empieza como siempre con los clásicos preparativos y la recogida de dorsales. Se presenta un día de cardio a full... jajajajaja

Nervios... Ferny me pregunta: ¿llevas geles? - No... pues vamos a comprar zanahorias, así veremos mejor el camino... jajajajajaja...

Salida tranquila, nos quedan 30 kms de pura montaña con un desnivel de la leche y unos pasos por crestas con vistas impresionantes.

Fernandisco a su ritmo y yo al mío. El recorrido es digno de pararse y flipar. Yo feliz como siempre de hacer lo que más me gusta: correr.

Los desniveles me obligan a encorvarme y a ayudarme con las manos encima de las rodillas. El placer de correr se convierte en pura supervivencia para llegar a la cima que está a unos 2.200 m...

Y como recompensa... llego a meta y me quedo flipado con la posición y lo feliz que me siento de haber disfrutado de una carrera espectacular por el monte jejejejejeje... Salto de felicidad, eso sí, como un alambre quedó el saltico.

... Y de repente, de nuevo esa ovación, llega Fernandisco con su clásica entrada que deja a todo el mundo boqui-abierto. ¡Qué crack! Sigo preguntándome de dónde saca esa fuerza para pegar esos brincos.

Joder, de nuevo lo hemos conseguido... qué grandes momentos, qué grandes recuerdos me quedarán siempre para la posteridad...

LA RECOMPENSA: una cervecitas con mamá Concheso y Espi... ¿que más se puede pedir?

EL RESULTADO: ejem... ahí queda la cosa.

Y lo mejor de todo. GRACIAS Espi por estar siempre esperando con el dedo en la cámara, por buscar cada momento y ser paciente hasta mi llegada, por ser mi verdadera recompensa de cada reto, de cada carrera... gracias de corazón, porque eres mi verdadera fuerza, mi verdadera ilusión. GRACIAS mamá, porque esta vez no has llamado, has venido a verme, a vivir desde cerca lo que más me gusta hacer, gracias por la fuerza con la que me pariste y olé. GRACIAS Fernandisco, porque a tu lado todo siempre es un juego, una aventura en la que no dejaremos de participar "hasta que el cuerpo reviente"

2 comentarios:

ferny dijo...

Que decir,un finde extraordinario,deporte,birras y vuestra compañia finde "A FULL" un beso

Angel Parada Fernandez dijo...

Eres un puto crack !!!!
No dejes de disfrutar y de contarnos todo lo que haces.
Un abrazo para tí y un besazo a Espi :)