lunes, 5 de enero de 2015

LIVERPOOL "NEW YEAR"

Bueno, como ya es tradición en nuestra vida, la Nochevieja siempre la pasamos fuera de España para hacerlo un poco más atractivo y disfrutar de algo distinto. Este año tocó en Liverpool, donde pensábamos que sería la leche y nos quedamos a dos velas... luego veréis por qué. En fin, esto es lo que hicimos en la ciudad de los Beatles.

Un hotel con encanto en el centro, un día de sol y mucho frío.

Una ciudad que nos sorprendió de principo a fin, grandes edificios de piedra bien sólidos y bien grandes, con su noria, por supuesto, como cada ciudad de UK.

Iglesias con encanto muy curradas y muy frías por dentro.

Su parte industrial pero adaptada a la actualidad: Albert Dock, lo más bonito de todo Liverpool, A mí personalmente me encantó.

Antiguas fábricas convertidas en restaurantes, cervecerías y tiendas.

Grandes edificios modernos y su barrio Chino, como también es típico en UK.

 Y por supuesto "The Cavern" que abrió sus puertas el 16 de enero de 1957,  un club de R&R en el número 10 de Mathew Street, donde Brian Epstein conoció a The Beatles el 9 de noviembre de 1961.

 Y donde por supuesto tuvimos que entrar después de bajar casi tres pisos para ver esa mítica caverna. Un sitio alucinante y muy guapo donde aún se sigue tocando en directo.

Pero... nuestra meta era buscar el reloj donde veríamos la cuenta atrás y tomar las uvas... Liverpool vacío... ¡¡¡qué raro!!!...

Nos acercamos a las luces, a las plazas, preguntamos a la gente ¿dónde se celebra el cambio de año?

Nadie sabe nada, no hay gente por la calle, todo cerrado. EN LIVERPOOL NO EXISTE LA NOCHEVIEJA. Nos quedamos de piedra, así que...

... lo celebramos tomando unas buenas cervezas y a pasar a otro año con alegría...

FELIZ AÑO A TODOS...



2 comentarios:

Alvaro Quintas dijo...

Vaya put… lo de fin de año. La verdad que son raros estos de Liverpool. Seguro que vosotros lo celebrasteis como se merece.

Rotten HD dijo...

jajajaja... No pasa nada, esto de la uvas cada año es más aventura. Liverpool, la leche de guapo tio, altamente recomendable. Y por supuesto, lo celebramos como se merece, de cerveza en cerveza y tiro por que me toca.