viernes, 23 de septiembre de 2011

CAMPO DE CONCENTRACION "SACHSENHAUSEN"

Entre 1936 y 1945 más de 200.000 presos "vivieron" en el campo de concentración... No podiamos irnos de Alemania sin ver con nuestros ojos semejante salvajada, asi que ni cortos ni perezosos, nos cogimos un tren y recorrimos 36 km desde Berlin para ver una realidad escalofriante.


Al llegar, el día era gris y llovía... vamos que entrábamos en la casa del terror con lluvia y un cielo gris... Nada mas pasar la entrada, nos encontramos la inscripción "Arbeit macht frei " ("El trabajo os hará libres")... Da miedo.


Al entrar, nos dirigimos a la derecha y pasamos por el muro, donde habia una zona neutra, de piedras, justo antes de llegar a una zona de valla espinosa electrificada, con una descarga electrica mortal. En esta zona estaba terminantemente prohibido pisar, puesto que el preso que lo hiciera sería eliminado inmediatamente. Mucha gente pasaba a la zona neutra para suicidarse y si nos les disparaban, se tiraban a la valla electrificada muriendo en el acto. INCREIBLE.


Llegamos a la enfermería, donde se realizaron miles de crímenes médicos, en los que se esterilizaba de forma forzosa, se asesinaba a algunos enfermos, o se realizaban peligrosos experimentos médicos a los internos. En la foto, se ve la sala de cirugía y el almacén de los cadáveres... INCREIBLE.


Seguimos andando y pasamos a el momento mas estremecedor, la sala de incineración y el paredón de fusilamiento... de aquí, no cuento nada, me lo guardo para mi mismo.


Las cocinas. En el sótano se pueden ver restos de pintadas que hicieron algunos de los presos que estaban destinados a la cocina. Menos mal que llevaban el luto con algo de buena nueva... INCREIBLE.


En los barracones 38 y 39, la convivencia era muy dura, ya que llegaron a convivir más de 400 personas en ellos, habia un comedor con cuatro mesas, habia unas 20 taquillas, un cuarto de baño, y dos pilas donde lavarse. Se les levantaba a las 4.15 de la mañana, y a las 5 tenian que estar, desayunados, lavados y listos en la plaza del recuento, llamada asi porque se contaba a los presos para ver si faltaba alguno, y podian tirarse horas hasta que los oficiales de las SS encontraban al preso que faltaba muerto en algun rincon del campo de concentración... para que seguir... se los cargaban a todos si no morían por si mismos.


Por último, la sala de castigos. En esta carcel se cometieron las mayores torturas, por eso estaba tapiada , para que el resto de presos del campo no pudieran ver, pero si oir, lo que alli sucedia.
Una de las torturas habituales era el encierro a oscuras, y era que encerraban al preso con la ventana y la puerta totalmente tapadas, 58 dias fue la maxima estancia, esto aparentemente no es tan malo, pero cuando el preso salia la patio, con el primer rayo de luz se quedaba ciego.

En resumen, es increíble el poder que puede ejercer una persona y las locuras que se pueden llegar hacer. Menos mal que ya estamos en otros tiempo.

1 comentario:

Blogernica dijo...

Hola... todo muy interesante. Pero aclaro que las pinturas en la cocina, no las hicieron los presos. Las hicieron los soldados soviéticos cuando desocuparon el campo.